Menu

Proyecto TEA
.

Este proyecto surge ante la necesidad de dar respuesta a los alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a Trastorno del Espectro Autista (TEA), tanto ya escolarizados en el centro como de la zona.

El alumnado destinatario del proyecto presenta problemas de intención comunicativa, de relación social, inflexibilidad mental, persistencia de comportamientos, intereses y actividades estereotipadas con necesidades educativas especiales asociadas a estas áreas, a las que se dará respuesta, tanto en el marco de su grupo de referencia, como a través del trabajo especializado en el aula de apoyo. Así mismo, el modelo de apoyo se va a ajustar a cada alumno, dependiendo de la gravedad y naturaleza del trastorno.

Para dar respuesta a estas necesidades, el centro está dotado de un aula específica, el Aula VIVA adaptada a las necesidades de estos alumnos, con personal permanente cualificado: una integradora social y una profesora especialista en pedagogía terapéutica.

Debido a nuestra buena preparación profesional y de infraestructuras, la Comunidad de Madrid nos ha nombrado “Centro Preferente de escolarización TEA”.

La programación se trabajará, además de en el aula VIVA, en distintos contextos escolares: baños, comedor, patio y aula de referencia (aula ordinaria en la que se integra el alumno), tras la coordinación y organización de los períodos de integración con compañeros de su edad en las distintas áreas curriculares: música, psicomotricidad, educación física, plástica. Para responder a cada situación se organizan los recursos humanos que precisa para las mismas (acompañamiento de la integradora social, de la maestra de PT del aula, de un compañero/a tutor/a, etc.).

Nuestro reto será , pues, alcanzar los siguientes objetivos con nuestros alumnos del AULA VIVA: 

 1. Favorecer que el alumnado consiga una mayor integración en su entorno a través de un mayor entendimiento del mismo.

 2. Desarrollar una comunicación funcional para facilitar la interacción con los iguales y mejorar su aprendizaje.

3. Dotar a los alumnos de experiencias y aprendizajes para crear una autonomía y unas habilidades que les facilite su incorporación al entorno social.

4. Cubrir las necesidades individuales de cada alumno, estableciendo su nivel de competencia curricular y creando programas específicos para cada una de las dificultades que vayan planteando.

5. Adquirir un aprendizaje en habilidades sociales para mejorar su interacción con los iguales.